Los signos y síntomas de la deshidratación

sintomas deshidratacion


Los síntomas de deshidratación usualmente inician con sed y van progresando a manifestaciones más alarmantes como la necesidad de agua. Los signos iniciales y síntomas de deshidratación leve en adultos aparecen cuando el cuerpo ha perdido solo el 2% de líquidos; estos síntomas deshidratación leve frecuentemente son (puede haber más)

  • Sed
  • Pérdida del apetito
  • Piel seca
  • Enrojecimiento de la piel
  • Orina obscura
  • Boca seca
  • Fatiga o debilidad
  • Escalofríos

 

Si la deshidratación continua, cuando la pérdida llega al 5% los siguientes signos normalmente se experimentan:

  • Incremento de la frecuencia cardiaca
  • Incremento de la respiración
  • Disminución de la sudoración
  • Disminución de la micción
  • Incremento de la temperatura corporal
  • Fatiga extrema
  • Calambres musculares
  • Dolor de cabeza
  • Nausea
  • Hormigueo en las extremidades

Cuando el cuerpo pierde el 10% de fluidos es necesario asistencia médica INMEDIATA!! perder el 10 o más de 10% de fluidos frecuentemente es fatal, los signos de deshidratación severa son:

  • Espasmos musculares
  • Vomito
  • Pulso acelerado
  • Piel arrugada
  • Disminución del campo visual
  • Micción dolorosa
  • Confusion
  • Dificultad para respirar
  • convulsiones
  • dolor abdominal y torácico
  • inconciencia

Ten en cuenta que estos no son los únicos síntomas de deshidratación severa que puede manifestarse en respuesta a la deshidratación, estos son simplemente los más comunes. Los síntomas de deshidratación  difieren de persona a persona porque el cuerpo es una red compleja de los sistemas y el cuerpo de cada persona es diferente. Cuando estos sistemas están perturbados debido a la pérdida de líquidos habrá varios síntomas comunes de la mayoría de los organismos, pero también puede haber respuestas inusuales o inesperados dependiendo de la persona en cuestión . La edad también juega un papel importante en la manifestación de los síntomas. Los signos de deshidratación en un niño no será el mismo que los experimentados por un adolescente, adulto o en los ancianos. La prevención de la deshidratación es el mejor tratamiento para cada grupo de edad.

 

Share

Comments are closed